Lya Ayala Arteaga – Poeta / Periodista – El Salvador

fotolya2Lya Ayala Arteaga (San Salvador, 1973) Poeta y periodista. Ganó el premio de poesía Alfonso Hernández (1997).  Aparece en las antologías Alba de Otro Milenio (Dirección de Publicaciones e Impresos, DPI; 2000), de Ricardo Lindo; Otras Voces (DPI, 2011), El Libro del Voyeur (Ediciones del viento, España 2010), Lunáticos, poetas Noventeros de la posguerra (Índole Editores, 2012), Ventanas (Ediciones La Fragua, 2012), Segundo Índice Antológico de la poesía salvadoreña (Índole y Kalina editores, 2014), Las puertas de la madrugada, antología Cuba-El Salvador (Ediciones Amada Libertad, 2014). Ha escrito Verde, Arrecife, Rojas las palabras, Piel del mar, Memorial del árbol. Actualmente es maestra universitaria, periodista independiente, egresada de maestría en comunicaciones de la Universidad “Centroamericana José Simeón Cañas” – UCA.

Y si me abro de par en par

y si me abro de par en par
es porque cabalgo sobre el agua y el río
soy el camino y el sendero
el río el agua y la piedra
si me abro de par en par
como las puertas oscuras
es porque navego sin brújula
hacia tu patria de sombras
y tiernos desvelos
y si me abro de par en par
es para que me comas hambriento las tardes
con tus dientes afilados de sol
es porque imagino un laberinto
adentro de tu cuerpo
por eso me abro como una piedra destruida
o una llama de fuego
o un tiempo convulso e irremediable
abrirme para ser un roce de tu cuerpo
en las piedras

fotopresentación2

Tu mano

tu mano
incierta
tu mano
en mi cadera
tu mano
invisible
probable
irreal
perfecta
tu mano fría
en el borde
tu mano
tibia
en mi centro
tu mano
indeterminada
incorrecta
tu mano
toda
tus dedos
todos
la miro
me hace
temblar

Tierra roja

tierra roja sobre cuerpos cansados
tierra encendida en las huellas débiles
que buscan pisar otros pasos
tierra roja espantada y rabiosa
uno no logra escapar de la tierra que nace en la piel
uno nace en ella levemente en gotas
tierra roja muerta entre el cuerpo y las huellas
es esta tierra
tierra de barro agrietado de sol adentro de los párpados
tierra dolorosa en forma de lápida
blanca blanca blanca
nubes
plumas
de pájaros ancianos

Plumas

alguien que no soy yo me toca el alma
nada importante pasa en ella
bien sabe mi alma la mirada rota que dejo en las bancas
la torpeza de mis manos cuando de la taza de café
se resbalan gotas
y parece en el suelo húmedo
un charco desgarrado de honda negrura
observo desde aquí una suave ola de plumas de pájaro
no es el cuerpo tibio y esquivo del ave en mis ojos
veo
la hondonada de plumas entre mis dedos
alguien que no soy yo encierra en mi puño
el silencio
pequeñas plumas gotean entre estos dedos
es un pequeño pájaro
muerto

fotolya

Extiendo mi lengua para tragarme la noche

extiendo mi lengua para tragarme la noche
ella se abre tibia adentro de mis huesos
para romperse en viento oscuro en el cielo
mi cuerpo de mujer entiende ciertas manos
perfectas como garras de animales muertos
mi cuerpo de mujer apresa sin temor
todo sonido habitado de sombras
sé el oleaje frío encima de la piel desierta
puedo enterrar muertos vivos
puedo destruir ojos como bocas sedientas
tengo apresado entre los dedos el declinar de la tarde
entre mi cuerpo de mujer infinito como el dolor de la noche

Hija de un tiempo febril

soy hija de un tiempo febril
hija de una escupida del viento
hija mala que baja desde las calles siniestras a los puertos
y entra con los pies desnudos con el cuerpo desnudo con los ojos desnudos
a batirse con la espuma ensangrentada que nace en la arena
hija sublime de la contradicción y la angustia
hija del tiempo más sublime de las guerras
las que matan la carne las que entierran vivo el espíritu
guerras tengo en la piel escondidas guerras que gritan soledades
la guerra la única guerra amable del hombre me habita la piel
soy hija que parió un hijo que parirá un hijo
quizá muerto
quizá enterrado en la soledad
soy hija del horror de la televisión
de la maldad humana de comprar la felicidad
soy hija extraviada
porque amo con rabia
porque me como la piel y la carne del silencio
porque me bebo sin miedo el dolor
porque me entierro sola en la pared inmensa de la tierra
hija rebelde de la nostalgia
hija de la risa de un tiempo imbécil
hija vagabunda de las nubes caminante sin zapatos que se baña desnuda frente al sol
hija maldita de un tiempo maldito de un silencio maldito
de la maldita injusticia de la maldita ignorancia de la maldita verdad
de libros malditos de hombres malditos de pensamientos malditos
hija mala que nació con alas en un tiempo sin pájaros y sin ramas
fotopresentación3

Beso del agua

es tu boca el horizonte del mar abierto en mi boca
ven amor
debes venir a mojar la cavidad deshabitada de mi lengua
haré rumores escondidos en la profunda humedad de mi boca
harás otro silencio blanco en la punta de tus dedos
ellos serán el viento recio que evapore la sal que duerme en mi beso
abre el mar amor abre el mar con la boca de todo tu cuerpo
navega el mar amor navega con la lengua de toda la piel de las piedras
iré a tu boca en silencio haré en tu boca un grito de silencio
moveremos el agua del mar en el vaivén de las olas
escucha amor escúchalas
es aire
es brisa
son olas
escucha amor escúchalas
es el aleteo de tus labios de mar abriendo mi boca
es el agua habitada de tu lengua
es la arena dibujando el agua que grita
cuando navegas en mi lengua

Yo,  mujer

yo
mujer
me declaro dueña del aire que pisan mis pies
dueña y soberana de mis manos
de mi torso de mis piernas
de mi cuerpo todo
de mis sentidos todos
absoluta poseedora de mis pensamientos y mi rabia
todo aquel que ose tocar la viga que sostiene mi idea
deberá caer sobre las espinas desgarrado como piltrafa
yo
mujer
cuarenta años después de abrir a mi madre
me abro como barco en la arena
surco con la mirada el horizonte
dilato la faena
absorbo la reflexión de los mares
anido en mis manos la rabia
destrozo la pasión en mi vientre
miro delirante otro cuerpo
asumo la terquedad y el abandono
yo
mujer
calma mirada penetrante
me abandono como una tarde limpia y liquida
sobre el agua
agua que decide su cauce

Anuncios

Acerca de resistenciamusical

Musica Nacional Centroamericana
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s