Tony Peña – Poeta – El Salvador

tony peñaSanta Ana, El Salvador. Ha realizado estudios en derecho, lenguaje, literatura y docencia. Su labor literaria discurre entre la cotidianeidad interior y el acercamiento al erotismo. Algunos de sus poemas han sido publicados en la Revista Minerva, Universidad de El Salvador (Facultad Multidisciplinaria de Occidente); revista “Papiroflexia… la poesía despierta”, ciudad de Panamá, Panamá y la Cabuda Cartonera Editorial, El Salvador. Ha participado en diversas lecturas de poesía entre en las que destacan el Encuentro Internacional de Poetas “El Turno del Ofendido” Homenaje a Roque Dalton, 2008,2010; auspiciado por la Fundación Metáfora, en la “Jornada de Poesía por la Libertad de los Cinco en El Salvador”, 2011; y “Festival de Poesía Amada Libertad..Llevada por el viento”,2014. Entre su obra está: “Poemas cortos para reír en Paz”, “Tiempos de victoria”, “Desde mis entrañas y otros poemas”, “Poem Art, In Santana City” y “Dimes y Diretes en Salsa a la Salvatore”.  (Poesía Inédita). En el 2013 fue homenajeado con la dedicatoria del Primer Festival Internacional de Poesía de Occidente. Escribe ensayos y artículos, algunos publicados en los periódicos Colatino, el Tiempo y El Calero; y en las revistas “Minerva” y “Expedición Americana”. Es considerado como trabajador de la cultura.

TE RECORDARÉ

Habrá un instante mágico
en la mañana de un invierno gris
que te recuerde igual
en el más pulcro resplandor de la  penumbra;
quizá por una hoja al caer
o por el gorjeo de un pájaro;
a lo mejor por un lento suspiro
o un beso estrepitoso;
acaso por tus trazos voluptuosos
o tu ropa diminuta…
Te recordaré,
en los más recónditos rincones
donde reposó la liviandad de nuestros  huesos;
y  que volvamos al abrazo perpetuo
por el hábito lúcido de la memoria
o la ausencia del olvido pasajero…
Créeme,
no podré marcharme
cuando quiera de tu imagen
porque el recuerdo se encargaría de todo
como si fuera cosa de morir
o seguir viviendo…
Y si yo pudiera marcharme de tu espacio,
en cuanto pueda,
lo haría como un cobarde infame
viviendo mi recuerdo
y esculpiendo el perfil de mi cruz…
Será el momento, quién sabe,
en que nuestras atavíos
se rasgarían dócilmente
por el milagro de un reencuentro fugaz…

OBESA
Tú lo sabes, amor…
Te amé sin reservas,
nuestro amor no estuvo sujeto a magnitudes ni medidas
ni a libras de más…
Te amé con la locura
de cuando la liposucción soñaba con tu vientre,
y las estrías invadían por amor tu piel ensatanada…
Te amé. Estuve ahí,
amando los “gorditos” de tu espalda
y los “tush” de tu cintura…
Siempre conversé con tu panza,
y deseé a rabiar tus chaparreras
como un convencido de que no se trataba de grasa,
si no de amor, digo yo…
Amaba tu “leggin”
por parecer un tirano
al reprimir celulitis por doquier;
también lo amé,
porque después de todo, amor,
exponía bestialmente tus encantos…

AMNESIA
Y desde ayer,
fusilaré recuerdos,
aniquilaré cada palabra envuelta en la noche y la mentira,
y esperaré en una esquina rota
donde coincidan la rabia,
el cinismo
y la neblina…

LABIOS PROHIBIDOS

“Uno no besa dos veces la misma boca”
Otoniel Guevara.

Por las noches me he despedido de vos
con el húmedo intacto de mis labios…
El húmedo de los tuyos no se posó
en los míos ahora
y querían ellos despedirse;
vos, sin embargo,
no podrás imaginar jamás
el frío que hará en ellos
esta maldita madrugada…
Después de todo,
descubriré cómo la brisa
secuestrará tu sonrisa y tus labios
y arrollará en su camino
cualquier  mirada intrusa  que salpique tu certeza…
Anoche cincelamos el principio y el final de una ficción
que describe nuestro amor al revés;
juntamos nuestras manos
e  inhalamos la fragancia de una toxina mortal…
Nuestro tiempo escurridizo obstruye con su eco  la caricia
y la noche se trastorna dimitiendo para siempre de su sombra…
Tus labios retornan feroces,
me encadenan,
me torturan con su miel;
las lágrimas superfluas
me lanzan a una soledad furiosamente ineludible
y tropiezo evocando señales que jamás existieron,
más o menos como la pregunta que jamás te haré,
más o menos tanto
como lo que nunca me aventuraré a confesarte…
Aunque vos no  lo sepás,
eternamente termino topándome con tu nombre
enredado en tus mensajes,
brillando en mi ordenador al amanecer,
entreteniendo mis días de silencio,
embriagándome de tus noches de tormenta…
Persistentemente acabo perdiéndome
en tu cuerpo atmosférico,
en tu cintura  de abeja que rodeo con mis brazos
en una noche de septiembre invernal
en el lugar aquél
en que yacen las letras de tu nombre…
Vagabundeo por las calles de mis pensamientos,
me aferro a tu rostro de virgen perversa,
me hechizo con tu mirada sedienta
y muero…por esos tus labios prohibidos.

REMORDIMIENTO

“Hasta aquí había hecho y rehecho
mis trayectos contigo
hasta aquí había apostado
a inventar la verdad
pero vos encontraste la manera
una manera tierna
y a la vez implacable
de desahuciar mi amor”.

(Mario Benedetti)

Me envolví en las hebras de la soledad
cuando en mis madrugadas eternas
te he visto desde lejos con una mirada triste,
vacilante, insegura y penetrante…
Te encuentro distante, perdida
como si no bastó el tiempo de los tiempos compartidos
que arremeten en suspiros la nostalgia…
He de poseerte en torbellinos de recuerdos mustios
y romper nuevamente las gemas de tus rosas
y volver a estremecerme entre tus largas piernas
que de paso enloquecían mi instinto…
Se me olvidó susurrarte:
diste vida a las vidas de mi vida,
ocasionaste llantos de alegría,
arrebataste bestialmente mi paz
y contribuiste religiosamente
a repartir mis sudores
que emanaban torrenciales sin parar…
Le arrancas temores a mi  olvido efímero,
a la distancia tempestuosa,
al calor de los cuerpos que se aman,
uno a uno, en abrazos entrañables, profundos y filiales…
Me cerqué otra vez, en tus noches de luna gris
y descubrí que tus sueños son los míos
que tus llantos más aún,
son el recuento eterno de que somos uno
repartidos en dos mundos separados…
Te volveré a ceñir la cintura, eso espero,
con los deseos de la primera vez
y las pasiones incrustadas en la piel
que mojan en cascada tus temblores…
He de esperar con los años
la absolución de mis demonios engrescados,
el paso sempiterno de los días,
el sabor acre del agravio
y la piedad de tus corazonadas maternales
que laceran de mea culpa  mi pecado…

Anuncios

Acerca de resistenciamusical

Musica Nacional Centroamericana
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Tony Peña – Poeta – El Salvador

  1. Henry dijo:

    Esperamos su libro!

  2. Exelente Tony sin duda somos pocos los que apreciamos el arte de la escritura y la lectura, no entiendo como la gente no ve la profundidad de contenido en las palabras vertidas en un trozo de papel, trozo pero no insignificante sino mas bien valioso.

  3. Estrella Roja dijo:

    Saludes y triunfos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s