Mario Mejía – Poesía – El Salvador

22497608_1546063808810822_644757677_n (1).jpgMario David Mejía Marroquín nació el 3 de marzo de 1987, estudiante de la carrera Lic. en Ciencias Jurídicas en la Universidad de El Salvador y en café cultural Maktub,  ha participado en numerosas lecturas poéticas y dado charlas sobre temas literarios  en la Universidad de El Salvado y en café Maktub cultural y ha recibido varios diplomas de reconocimiento.

Publicaciones:

  1. Poemario, de la colección “Poetas invisibilizados” de la editorial Shushikuikat
  2. Participante en la antología “Canción de noviembre” del proyecto pro difusión literaria de la Secretaría de Cultura de la Universidad de El Salvador.

 

Mi único consuelo.

 

La vida es una potente explosión de adversidades

Monumentos derribados son mis esperanzas

 

La poesía es mi único consuelo

 

la  cercana  destrucción de mi conciencia

me llena de cataratas de insomnio y angustia

y en mi cerebro desfilan infinidad de enigmas

que no puedo resolver

 

la poesía es mi único consuelo

 

en este caos de realidad absurda en que me muevo

y me atormenta

 

la poesía

es mi único consuelo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A roque Dalton

 

Cordillera nevada de versos

que se alza en el panteón de los poetas salvadoreños

despiertas en el rostro humillado del obrero

la potente tormenta de la lucha de clases

y siembras la historia clara

en todos los frutos de la memoria del pueblo

 

 

¡Ay roque!  Ojalá los carbones encendidos de tu poesía

hagan gritar de culpa a tus asesinos…

 

 

 

Rabia.

 

Escucho el sonido fúnebre

de las vìctimas inocentes

 

los rugidos de los cobardes

victimarios

 

las decepcionantes campanadas

de mentes resignadas y cómplices

 

el chillido de académicos

que se revuelcan en análisis

garantistas y punitivos

 

y los discursos demagogos rebalsando

putrefacción por todos los poros.

 

Quisiera prenderle fuego con

toda mi rabia altísima como un rascacielos

a este  infame sufrimiento que nos devora

 

pero es imposible

solo me queda el verso

 

con el que busco

poner claridad

en muchos corazones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La muerte me observa.

 

Siempre camino con la muerte
escucho sus carcajadas
la miro con las retinas de mi mente

 

me llena de hongos venenosos de angustia

pero abre los  cuatro puntos cardinales

de mi curiosidad frondosa

 

¡muerte

odiosa muerte!

 

sé que en algún momento
que puede ser ahora
mañana
en unos días
meses o años
me llevarà al lugar
donde mi razón,

mis sentimientos

y sentidos
jamás entrarán,

aunque siempre sea parte
del  universo material,
que se trasforma perpetuamente
y nos somete a sus normas caprichosas.

 

 

 

Anuncios

Acerca de resistenciamusical

Musica Nacional Centroamericana
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s