David Duke – Poeta – El Salvador

29511273_2079578222310131_4527228308345061376_nDavid Duke Mental Nació en El Salvador Centroamérica 1979. Ha participado en diferentes exposiciones  y lecturas de poesía a nivel nacional e internacional. Es parte de la Colección pública de la Embajada de El Salvador en Cuba y en Perú. Además de colecciones privadas en Europa y América Latina y Estados Unidos. Recientemente parte de la colección privada de Fundación Poma. Sus exposiciones internacionales han sido en: Centroamérica, Japón, México, Estados Unidos, Cuba, Perú.  Ultimas exposiciones: Exposición Mundos Equivalentes – Alianza Francesa Piura, Perú. 2016. Exposición arte en mayo Rozas Botran – Guatemala 2016 -2017- 2018

 

Viet nam

 

Las cosas ya no son como ayer

la cerveza me da diarrea

las eternas gomas son un sacrificio invaluable para cualquier pendejo que te dice: “vamos para el Sin Permiso

apenas son las tres de la mañana”

La marihuana ya no sabe igual

después de tanta intoxicación

aquella ingesta de palabras mal hirientes

que tragué hace semanas y no he podido sacar con alcohol

el ron y el whiskey son cosas de otros mundos

el hígado graso

censurado por la condición de clase

ya que el buen gusto es aprendido

y la resaca

la resaca depende de dónde naciste y dónde estás hoy

qué tomas para embriagarte con la lucha de clases

por ti hubiese arrastrado a Marx y Engels por Nueva York

convenciéndoles por la quinta avenida

que el capital es lo que juntamos en nuestras almas

Vietnam ya no es igual

y de la guerra solo los recuerdos quedan a las espaldas

como una vieja película de Jolivud

que nos hace creer que el comunismo es lo peor que puede sucedernos

así mis sollozos en el bar del marxismo

que hoy es una casa sin alquilar

saber que ahí te pasé pensando toda la noche

y hoy ni colillas de cigarros hay en el piso

el problema amor no es el recuerdo

el problema es la práctica matando el amor

preferimos el escepticismo

la rabia entre hermanos

estudiamos tanto amor que no nos sirvió para nada

ellos solo quieren operativos que no piensen

y después de todo amor

el dolor que siento recordar que no te tengo

que solo nos queda la desilusión

que todo fue una mentira

el futuro nunca será mejor

Que haya madrugada

no significa que dormiremos

hoy en Vietnam amanece

sin ideas románticas sobre los tuc tucs

el amor tropical de la selva

sin Ho Chi Minh nada sería igual

y tu optimismo son migajas

de lo que pudo ser y no fue

pero hoy Vietnam ya no es igual

y tu y yo no somos nada

 

 Vi a los Maestros de Oaxaca Defenderse

 

 Las llamas hieren el aliento

mutilando los núcleos

golpeando una tras otras las almas

como martillos destrozando los anoréxicos espíritus

como psicóticas bestias con ansias de sangre

arden mis venas que tragan humo

Arde como Cloaca

arde la pura poesía como llantas quemando la tarde

lacrimógenas sirenas que aúllan la noche

como muros de humo

veo las llamas hechos cercos

deteniendo la sed

las chispas que no son de estrellas

con furor en el pecho

Cuantas alas desperdigadas en los techos de la ciudad

entre sus piernas como terremotos atrapados en libertad

hirviendo en los pantalones

que cuelgan de alambrados de nubes grises

deslavados de los cielos

Cuanto magma desperdigado en las calles

mientras esta ciudad agoniza

 

 

Siete zanates

 

  1. Cargo un vicio en las espaldas como maldita ilusión

inhalo fuego sobre mi juicio que tengo por antena sobre mis manos

como exterminio atrapado a tus huesos

como prisiones he tatuado tus lágrimas en la mirada retorcida de mi piel

he arado mis venas con agujas

como tierra infértil sembrado fierros que se hacen fotos por recuerdo

indagando la dosis de piel necesaria

me he crucificado públicamente

 

  1. La soledad es una droga que no puedo dejar atrás

como los psicotrópicos me acelera el corazón

me hace vibrar con sus palabras

siento su lengua como decapita mi juicio

y acaricia las gotas de sudor con sus manos

mutilándome la piel

destazándome con la mirada

como sin error me deleito en el delirio

 

  1. el bastardo tiempo es el destino

invisible como lágrimas en las alas de la noche

destilando savia amarga de la costumbre

atravesándolo como una puñalada que sale de mi boca

como los pájaros vuelan

con el ruido de mi sudor

como una flama negra

huyendo de los golpes

sus ramas como espejos se quiebran ante los años

y las miradas grabadas en el viento

como voces sin sonido

 

  1. Un duro golpe es el suspiro de un adiós

con lágrimas como música de fondo

la caída seduce mis ojos

exiliándome la vida

 

  1. florezco destruido por mi ingenio

existo como infierno vivo

como fantasma con tantas orillas en medio de mis almas

y en el jardín de alfileres que llevo en mi brazo

 

  1. Soy un convicto de los cielos

escupiendo fuego desde un revólver

como aguardiente savia de la insania sabiduría

voy al paso de la muerte

con su pena ceñida en mis manos

retorciendo todos los elementos tiempo

luchando contra la eternidad

voy al paso aberrante

con el valor de una brasa

como la maldición de una mente incandescente

que no se detiene

hasta rebanarse las venas

 

  1. El Olvido es como la bruma

como los terremotos que tengo por ojos

andar el dolor como la oscuridad atorada en la garganta
muriendo de a poco en cada trago

cargando tormentas sobre mi pecho
asfixiándome por sorbos

hasta morir después de tanto alcohol

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de resistenciamusical

Musica Nacional Centroamericana
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s